domingo, 8 de agosto de 2010

Homenaje a Esther Castañeda

0 comentarios
La Tortuga Ecuestre rinde homenaje a la poeta, catedrática san marquina y estudiosa de nuestras letras por su invalorable apoyo a la difusión de la literatura peruana.

POEMAS DE TERRACOTA


3

obedece
obedece
obedece
obedece
obedece
obedece
obedece
obedece
obedece
obedece
obedece
obedece


MARZO DE 2005


no se acuerda de la calle
ni de la vereda
NO IMPORTA


TRADICIÓN APOLÍNEA Y DIONISIACA


el pelo mojado y la voz que ya no es voz
suman de nuevo
paquetes con moño + iconografía


pregunta
un poco más de vino
respuesta
GRACIAS!


6

ese diálogo excede el proscenio
una explica
la otra no quiere oír ni ver el cuarto crecer
sentada frente a la tv


REUNIÓN IRRACIONAL


bajo la ventana
toma una mano con miedo
antes dos mujeres sobre un escenario
se abrazan

MOVIMIENTO


con gestos
encoge
sus largas piernas
entre sonidos

entre sonidos
mueve sus largas piernas
se yergue


TEATRO
1


envuelve en aroma detalles
desnuda pecho y piernas
ante mi
pinta cartelas
cerca lejos
mundo electrónico
hornillas y leones
código de barras


10 SETIEMBRE 2005


¿alguna novedad?
¿cómo estás?
¿cómo te sientes?
habla del pensamiento udrí
gusta escribir con lapicera
no posee nada pero esto no invalida sus preguntas
duplex
duplex


MARZO DE 2005

1


truena los dedos
todos los días
mascota


2

desorientada
trata de huir
NO PUEDE


3


chasquea
verano
invierno
latidos
clicks




ALUMINIO


mañana – tarde - noche
aluminio
identidad


IDENTIDAD


Bajo febrero sofocante
eres una mujer
Esther-repites-Esther
incrédula


MI CUERPO

En el lugar
más pequeño
de mi cuerpo
albas
aromas
y atardeceres
libres


ON THE ROAD


Postes y sombras
avenida Pízarro
cada esquina muerde la noche
la muerte
maloliente
el aire


ESPACIOS PARTICULARES


Todos los espacios están comprendidos en mi reino
alzo la voz
y se extiende la sangre
como el humo en las batallas


Sin pudor
embisto conceptos
plegarias
y las oleadas surgen en una biblioteca
el aula
la vieja avenida Pizarro
construida al impulso de tu cuerpo.
así fundé mi casa
y el deseo.


BILDUNGSROMAN

En este bar de Miraflores
el reflejo nos devuelve
dúo de diecisiete años
novelas / un mediodía universitario
lecturas rumbo al corazón de la ciudad
el pisco sour invita
al peligro de las etapas
«el arte de la penetración mutua es im-
predecible» -dices-
mientras evocas el manual que hurtaste
para mí en Saint Germain
bebes una copa ocultando tus colmillos
no cabe duda
las primeras experiencias
marcan
gustos o rechazos


MEDEA


Nada la conmueve tanto
como los amigos del '70
ni siquiera el orgasmo
que esporádicamente alcanza
no se trata de vana poesía -repite-
mientras sucias aventuras
la conducen fuera del hogar
la muerte es una flor
o una huella en tus nalgas
moderna Medea
arrojas por la balaustrada
hijos y esclavos
disuelves polvos
tu infancia
la metamorfosis que ya te alcanza
corres por San Felipe
el temor tiene pies de arena
y eres tan sólo un cuerpo


ARTE NAIF


Destello de tréboles
salmodia reiterativa
junto a la sonrisa ajada
incendio de risas y cervezas
Willie Colón en el amargor de un imperio.


La noche baja
por las tetillas del enhiesto busto
y el mundo continúa
escupiendo
carajeando
leyendo poemas.


A cinco calles
de la gran marcha
«despedidos reposición
huelga de hambre SOLUCION»
oscilan las luces
garabatos de leche.


Mientras la palabra estrujada
olvida su sentido
en un cassette
y la locura se apodera
de tus cabellos
el aire se torna irrespirable
el vocerío arroja piedras
triza cerámicas entre la llovizna limeña
y en ese instante
por la avenida
la rosa del poeta es una quimera.


A LA POETA

con ligeras penas
escribes poesía
el silencio y el vacío
son tuyos


pequeñísima burguesa
la poesía es amplia
aún
para ti




SILENCIO


cuando no hay que decir
vana es la luz
inútil los mutismos
y los aires de suficiencia


MUDA DE PIEL


Suspendido el trabajo cotidiano
tu cuerpo asume cansancio y ansiedades
bajo el farol de las cantinas
aún
mujer
te prohiben ser libre
rocolas árboles solares
ítems desproporcionados en un dircurso sin firma.


Tintineo de llaves invaden la atmósfera
del zaguán
ingresas a frontera
de una piel sudorosa
traslúcida
entre brazos extraños
tu vientre puntual y cálido
busca una espalda tolerante
flexible
y navegas en pos
de la perfecta unidad.


OMNIPRESENCIA


a Carmen Ollé


Elegí visitar hoy sábado a la amiga de la infancia
la caminata
por Salaverry fatiga
Y decidí no comenzar por los últimos libros
las ticndas de Düseldorf
en por qué no dio tal o cual recital
con Saint Denis y sus especialidades
como si siempre tenía ganas o era pura pose
las charlas refinadas raramente
aparecen cuando nos dejan solas.


Avanzo en la comisura de la tarde
en el viejo gemido de la cancela
en los misterios de trepadoras tropicales
y el pasado
se hace foto alocada / palabra inmensa
inoportuna
capuchino bajo un tablero medioeval
abrazo fugaz tras la columna
del Palacio de Justicia.


Sin levantar la voz pide un cigarrillo
y no queda más remedio que inventar un perfume
un desnudo sobre el sofá
arena y vellos púbicos en playas lejanas
colinas apenas perfiladas en los
confines de la sala.


En la esterilidad
Edifico el hogar
Estación de reposo
Oscuridad de años
Mi cuerpo unos niños y madres anónimas


ESCRIBO


Escribo
Bajo la luna llena
pezones entintados
curvos
necios


Pubis amoratado
vertical
acuático


Piernas madrugadas
delgadas
oscuras

Ademanes escribo
Nombre escribo
Adjetivos escribo


Todo bajo la luna llena


ATAJO

Atada a los ciclos de la luna
mi cuerpo
mis pasos
lechos mal dispuestos.


Deambulo
pinto


entre corredores
apoyada
en savia y alcohol
soy una mujer aferrada a un diciembre
enrarecido,


Ahora
que se han marchado todos
me refugio
en tus cabellos
sin estigmas.


YOM KIPUR


Comenzó el Yom Kipur
al caer la tarde
exiliada
de resplandor y letanía
aguardo
entre espejos y retratos familiares


Una puerta tiembla
lejanía de siglo
“comenzó el Yom Kipur, hija”
el velo se desliza
cancioneros
almanaques
paisajes de mis párpados
vastos dominios relatados por mi madre


Sin atravesar el umbral, sonrío.


Esther Castañeda

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © Revista La Tortuga Ecuestre 2006-2010 / Elaborado por el área de Comunicación Integral. Con la tecnología de Blogger.