sábado, 24 de noviembre de 2018

46 años de la La tortuga ecuestre / Presentación de libro Antología Personal

0 comentarios
En la Feria de Libro Amazonas, Bernardo Rafael Álvarez hará la presentación del libro Antología Personal de Gustavo Armijos. El libro contiene una muestra de diversos poemas publicados últimamente por el poeta Gustavo Armijos director de la revista La tortuga ecuestre.


Pronto en circulación " Antología personal de Gustavo Armijos "

0 comentarios
Estamos anunciando la próxima puesta en circulación del libro "Antología Personal" del notable poeta Gustavo Armijos, la podrán encontrar en las principales librerías a nivel nacional así como en los más destacados portales de internet dedicados a la venta de libros. Presentación en el Gremio de Escritores del Perú.



Poemas de Gustavo Armijos

0 comentarios


A LA LIBERO VANESSA PALACIOS

Cuando veo las caras de la multitud
apiñada en las graderías del coliseo
y voces multicolores coreando el nombre de Perú
se desmoronan los cánticos a favor de la
más grande defensora.

En invierno o verano contra el rival que fuera
ella no se lanza demasiado pronto
para salvar un balón que está casi en el piso.

Su pecho arde de pasión para
defender la bicolor ante hadas
de otros equipos de mayor estatura.

La gente advierte a un equipo contrario
desesperado pero demoledor
allá lejos una niña aprendió el voley
cuyo único juego repetidas veces
dieron gloria a la patria
balanceándose de júbilo
nuestra líbero Vanessa Palacios.



II ODA

EL ROSTRO DE LA LIBERO VANESSA PALACIOS

El viento cálido choca contra la net
es una ventisca blanca
que arrecia contra un equipo
cuyo número 5 le dice al mundo
ARRIBA PERÚ poblado de medallas.

Su dulce y amada tierra la cobija
y las estrellas se cubren de gloria perdurable
estando cerca del paraíso
y el paraíso es el escenario donde juega
como una visionaria de la defensa
que perdura y perdura
para lograr sus sueños
ardiendo insomnes
en un círculo de fuego
para ganarle todos los sets a la vida.

Aquí en este páramo, en esta soledad
ante estos espontáneos gritos de la multitud
abre sus alas entre abigarrantes nubesVanessa del Perú




ULTIMO TRAMO EN CERRO DE PASCO

Me gustaría huir de mi hogar
por el tiempo que alcanza un periplo vital
trepar un cerco de abedules
sobre negras ramas cubriendo la nieve.

Marchar al cielo de Cerro de Pasco
arriba hasta el borde de rayos y truenos
por donde lagrimean deliberadamente
algunas gotas gruesas de agua turbia
y cuando retorne a mi casa
encontrar mayores afectos que arrebaten
el borde de los pies cubiertos
de gruesas medias para el gélido frío.

Son antiguos pobladores de las tierras cerreñas
donde no interesa si nieva o graniza
para no mirar el sol que cae
sobre calaminas calcinadas por la sal.

Quien ha estado en esta vetusta ciudad
pocos humanos pueden decir al mundo
estuve en el techo de la civilización
¿Y por qué? Alguien respondió
quién de los poetas no le cantó al mar
pero muy pocos a la incomparable sierra.


REFLEXIONES EN EL CAMINO

A Gabriela Frías

Es una mujer que convierte la noche en día
admirada por millones de personas ¿dónde está su alto cielo?
Cuando se pondrá formal en sus palabras
Reflexiono sobre lo que nos toca discutir
tú que desplazas tu enojo en un conjunto de pasado
traído de tu México natal con tu tierno mirar
las venas de un mundo ajeno a las tinieblas.
No tendrá ganas la soledad en tu entorno
porque sobre mi corazón reinas.
Está cercado tu camino
por todos lados tu imagen espera
la pantalla de plata habita en un coro
me horroriza la soledad
esperando en los pantanos amiga mía.

La represión es humillante para quien la practica
porque me ha tocado el destino
amical para esculpir de nuevo
lo que difiere con tu altivez en el gozo
sobre los manatiales que tocan las nubes.
Apartate de mí
conoces bien mis deseos y maquinaciones
¿dónde está la casa del derribado?
tapaste tu desvarío con desparpajo
hombre distinguido que habita en la hierba
¿Cómo se juzga a un perverso?
agua de río derramado
recelosa con la vida
toma tu corazón con tu mirada
y sobre tu vida derriba la rebeldía
No hables con amargura por ver parte de tus canas.




REFLEXIONES

Es una mujer que convierte la noche en día
admirada por millones de televidentes  ¿dónde ésta su alto cielo?
Cuando le pondrá el final a sus palabras.
Reflexiones sobre lo que nos toca discutir
tú que desplazas tu enojo a un condominio de Brasil
o la piedra en una callejuela de tu natal México.
No tendremos que buscar socorro en las tinieblas
o pesadamente irás al final del tormento.
Se mancha la pantalla de plata.

Grabiela Frías, es una mujer que encanta
su enojo enciende praderas
y el desencanto no alcanzará su perdón
cruzado con todo el dolor de mis recuerdos.
PARTIDA

Partió al monte en busca del mejor esclavo
sus sandalias se llenaron de asfalto
riquezas y provisiones se multiplicaron por doquier.
Amiga entrañable solo tu sabes de mi infortunio
de mi profunda soledad y del abatimiento
que cae cada día a borbotones como hendiduras sumisas
practicando la opulencia sobre galardones en la tierra.
No se puede contabilizar las meteoritos
ni los objetos celestes que se pierden en el cielo.
Escudos y coronas se ciñen en tu frente
como perpetuo pacto de amistad.
Que su perpetúe aquella llanura donde pastan tus ganados
que el humo más excelso corone la cúspide.
Las monedas de oro y plata no tienen valor para regresar
a un espectáculo multicolor.
                                 Celebro mis poemas ¡oh amiga! ya no contestas
el humo infla mis pulmones y miro la lluvia para que no caiga en balde
aparta el tiempo de la siega para nuestra propia cas
a.

SUPERMERCADO
La luz remoja mi vida como ramos de flores en el horizonte
y  te lames desolada en un pequeño supermercado de Plaza Manco  Cápac.
De nuevo, parezco revivir entre lechugas y hortalizas
desordenadas  palabras en un cuento de hospital marginal
cuando invento un sueño ridículo como erupción volcánica
entrecierra sus manos para atrapar el dinero
y  cierras tus ojos de golondrina que ahueca el horizonte.
Estás solitaria en medio del gentío
más allá del universo que no entiende
el paso de tus días bordados en el alma.

MALESA
La seca maleza caída sobre el agua estancada
y árboles a lo largo de todo el sinuoso camino.
Los objetos que parecen estatuas inmóviles
empezamos a despertar arrebatados ante el sol turbulento.
Primero miro y luego invento el chasquido del viento
para lavar la belleza de la mujer que un día amé.
Un gato apaleado por el canto de aves cantoras
cuando ya no cae el granizo de la nieve de la quietud
mostrando una falsedad llena de avaricias
la hermosa arquitectura del abedul me detiene

analizo los pasos de un geómetra y me voy con  impetuoso lamento.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

La Tortuga Ecuestre rinde homenaje a César Toro Montalvo

0 comentarios
La Tortuga Ecuestre rinde homenaje por los 70 años de vida de César Toro Montalvo.



















lunes, 29 de octubre de 2018

Nueva edición de la revista La tortuga ecuestre y nuevo libro de Gustavo Armijos

0 comentarios
Ya está en circulación la nueva edición de la revista La tortuga ecuestre perteneciente al poeta Ricardo Falla Barreda, mes de diciembre del 2019, asimismo en prensa el último libro de Gustavo Armijos titulado Antología Personal.



sábado, 13 de octubre de 2018

Visita a feria y Jueves de poesía -Reunido de amigos en la poesía y las letras

0 comentarios













Edición Diciembre del 2018 La tortuga ecuestre

0 comentarios

GUSTAVO ARMIJOS EL POETA DE VIDA EJEMPLAR
Raúl Jurado Párraga
A veces resulta difícil, valorar la constancia y la obra de un poeta porque más fácil, es negar y no comprender su arte, ni darle el reconocimiento al hombre que silenciosamente sigue desarrollando una de las aventuras más gratas de la gestión cultural en nuestro país. ¿Quién y qué lo anima a seguir editando su ya legendaria revista de poesía: La Tortuga Ecuestre? la verdad, no tengo respuesta para esa “sana locura”. Solo se guardar una sana admiración por el poeta y mucho más cuando el poeta afectado en su salud sigue en esa labor con una pasión que pocos realizarían. Nuestro país por su naturaleza necrofílica solo “valora” al artista cuando este deja la vida terrena. Ahí, llueven los homenajes y los seudoreconocimientos. Tarde muy tarde. A un poeta se le debe dar el lugar que por mérito propio tiene, la de ser la conciencia crítica y viva de la cultura de un país. ¿Y el estado? y el INC? tampoco reconocen al poeta, al narrador, al dramaturgo, etc. En fin, solo nos queda saber que un escritor en nuestro país a pesar de todo es y será un hombre singular que vivirá más allá por su palabra y por su cotidiana apuesta por la cultura.
Pero al margen, de esta queja necesaria, deseo referirme al último libro de Gustavo Armijos Morales (Piura, 1952) Poemas Rutinarios (Gaviota Azul Editores, 2017) un poemario intenso que muestra la madurez de un poeta que desde su libro inicial Retrato humano (1971) ha dejado discurrir 47 años de sostenido trabajo poético. Libro a libro notamos los diversos registros poéticos que ha escrito Armijos que van desde poemas breves, sentenciosos, epigramáticos de tema familiar y personal hasta poemas de fuerza descriptiva narrativa en la mejor línea de la poética inglesa donde lo conversacional se fusiona con el cultismo intertextual. Para comprender mejor su poética recomiendo leer sus poemarios: Celebraciones de un trovador (1977) Liturgia de la Vigilia (1979) Tierras del exilio (1982) Conversatorio (1989) En esta vieja ave & otros poemas (2000) Varia canción (2003) Acuático / terrestre (2005, 2006) Foederis arca y otros poemas (2007) Antología mínima (2016) Poemas a Moale (2016). Obra poética que marca una arista importante de la poesía de los años 70.
En Poemas Rutinarios, nos enfrentamos a 18 poemas que recorren en tono sentencioso el discurrir de la vida, la contemplación iluminada de la soledad, la melancolía y el recuerdo de la muerte, el vacío y la lucidez del ser que respira contemplando el tiempo y el amor como oasis de la admiración plena de la utopía femenina (Ahí, están: Vanessa Palacios, Erica Martelli, Gabriela Frías, Lesly Moale Colin, Gulissa Salazar Echegray, etc como referentes creativos). Cada poema, muestra una fotografía del yo poético que reconoce su derrota y también su utopía así dice en un poema: Necesito estar colmado de amor y verter lágrimas de alegría/ lejos de cualquier frivolidad porque lo más extraño/ sería mi salud resquebrajada de furtivos placeres. / No puedo beber en secreto lo hago delante de todos/ con una lucidez deslumbrante en mi ebriedad. (pág. 7) El poema muestra la ferocidad de saberse vivo en el tiempo, recordar el pasado y la tierra norteña desde la “ebriedad” de la consciencia. Es el poema que se escribe con la vida que te lleva a la otra cara que es la muerte así dice en otro poema: Desdichado y a pie puedo llegar hasta la tumba/ de mis hermanos que me han ganado la partida (...) Se funden las cadenas de la vida los pensamientos/engrillados suben hasta la pequeña capilla./ Javier (1954), Sergio (1955) juntos esperando la convocatoria/ en el camposanto donde existen esperanzas/ observamos los abuelos juntos para el gran banquete. / Que viva la eternidad furtiva del descanso/ después de la agradable muerte, / en ofrenda de la vida eterna. (Pág. 9) La reflexión, de la vida y muerte se conjuncionan en el lucido entendimiento del final al que a todos llegaremos así dice el poeta: Sino diré que los hombres de otras tierras me ofrecen halago/ muchas veces negado en mis dominios/ ahora que marcharé para siempre al infinito. (Pág. 10) Se genera una reflexión del discurrir del ser que nace, camina, bebe, ama, habla y muere. No hay temor sino una claridad para sopesar el tránsito de la vida hasta el final.
Por otro lado, hay en el libro un raro y admirable poema que se titula: Último tramo en Cerro de Pasco que en el contexto del poemario muestra a un poeta pleno de sensibilidad por la geografía andina de nuestro país así dice: Me gustaría huir de mi hogar/ por el tiempo que alcanza un periplo vital/ trepar un cerco de abedules/ sobre negras ramas cubriendo la nieve. (...) Quien ha estado en esta vetusta ciudad/ pocos humanos pueden decir al mundo/ estuve en el techo de la civilización/ ¿Y por qué? Alguien respondió/ quién de los poetas no le canto al mar/ pero muy pocos a la incomparable sierra. (Pág. 15) poema que rompe la línea del poemario que no lo invalida sino que le confiere un encanto especial para comprender la sensibilidad creativa. Son varios los poemas de admirada virtud amatora que circulan los bordes del amor y es ahí, donde el poeta ensaya sus más fervorosas composiciones. El poeta, declara su emocionado escribir en clave deportiva tal vez, recordando su antiguo trabajo como locutor, léase los poemas: A la libero Vanessa Palacios y el rostro de la libero... poemas en la línea del poliritmo de Juan Parra del Riego. O los poemas: Bendeja ardiente del romance y Erika Bella XXX que son poemas de libertad y sentido homenaje al nacimiento de la mujer bella. Pero será los poemas dedicados a Gabriela Frías y a Leslye Moale donde la fibra amatoria del poeta adquiere sentidas iluminaciones como cuando dice GF: Es un mujer que convierte la noche en día/ admirada por millones de personas ¿dónde está su alto cielo? (...) No tendrá ganas la soledad en tu entorno/ porque en mi corazón reinas. (Pág 21) Mujer mexicana que atrapa, seduce al poeta: Gabriela Frías, es una mujer que encanta/ su enojo enciende praderas/ y el desencanto no alcanzará su perdón/ cruzado con todo el dolor de mis recuerdos. (Pág.23) Pero, es la pequeña musa Moale quien incendia, y burila los versos del poeta que lo lleva a decir: Mi corazón tallado de luz/ cubre tu cuerpo frío/ con golpes de melancolía lejana y desleída/ cerca de tus ojos de gacela y tus manos de agua. (Pág. 33) Moale es fuego, canción, naturaleza, sonidos de campana, dulzura de reina. Poeta enamorado, poeta de goce y tributo religioso que eleva a Moale hasta la maravilla de la naturaleza así canta el poeta: Dime que la antorcha de tu mirada/ se pierde en la dulzura del silencio/ y en el sin fin del universo./ (...) eres tan bonita, Moale, que las campanadas doblan/ en nombre de tu belleza porque eres eterna/ y tienes la maravilla del mar. (Pág. 34) Admiración, pleitesía, amistad, sinceridad, juramento, despedida son los ejes del amor cortes del poeta hacia Moale: Sin espanto nocturno hoy me cubriré/ para visitarte en contricta confusión de morada/ Moale en ti he cifrado mis esperanzas de vida/ Cantando la canción nueva para todos los dioses/ alégrense los pueblos y regocíjese el mar/ en el homenaje desde la profundidad de la tierra/ para ti sobre la grandeza de los montes/ Adios. (Pág 42) Canto que se dice, verso que se escribe con voz terrestre, oración poetizada que eleva la voz niña tan cara a Moale “siempre diosa” poeta que se pierde en el desvarío febril del amor. Poeta que reconoce su humana condición de amante, caminante del viento que implora desde su indefensa soledad. Poeta que edifica sus poemas entre las caras de la vida y la muerte. Poemas Rutinarios es un libro que celebro como prueba de la resistencia de un poeta que sigue escribiendo con esa intensidad que agradecemos sus lectores.



sábado, 6 de octubre de 2018

Gonzalo Valderrama Escalante / Noviembre del 2018

0 comentarios
La revista literaria La Tortuga Ecuestre se complace en presentar la edición de Noviembre del 2018 dedicada al poeta Gonzalo Valderrama Escalante

" Una gran alegría. Hace 20 años el poeta y profesor Mario Pantoja me regaló una pequeña colección de la Tortuga ecuestre, llevábamos tres ediciones del Enero en la palabra, y con los amigos escritores de la época sacábamos plaquetas, y acaba de editarse la antología Ángeles y Demonios, siempre agradeceré el gesto. Me siento honrado de estar ahora en el quelonio de papel, gracias a Gustavo Armijos. " ----- GVE


domingo, 23 de septiembre de 2018

GUSTAVO ARMIJOS / TANIA TEMOCHE / LA TORTUGA ECUESTRE OCTUBRE 2018

0 comentarios
LA REVISTA LA TORTUGA ECUESTRE Y SU DIRECTOR GUSTAVO ARMIJOS, JUNTO A LA DESTACADA POETA TANIA TEMOCHE, SE COMPLACEN EN ANUNCIAR LA EDICIÓN PARA EL MES DE OCTUBRE DEL 2018








viernes, 24 de agosto de 2018

Edición nuevo libro : ANTOLOGÍA PERSONAL DE GUSTAVO ARMIJOS

0 comentarios

Poeta Gustavo Armijos anuncia la edición de su libro 
ANTOLOGÍA PERSONAL DE GUSTAVO ARMIJOS

jueves, 2 de agosto de 2018

Enrique Verástegui y Gustavo Armijos hermanados por el quelonio de papel

0 comentarios
El poeta Gustavo Armijos junto a su emblemática revista La tortuga ecuestre testimonia su duelo a la familia del escritor Enrique Verástegui Peláez. 
Estas son imágenes de la revista que ya llega a los 400 números, el poeta Verástegui fue uno de sus principales colaboradores tal y conforme consta en la antología de Alberto Escobar.




















domingo, 22 de julio de 2018

RECITAL POÉTICO / Presentación N° 393 La tortuga ecuestre / ROGER SANTIVÁÑEZ

0 comentarios
Con éxito se realizó el pasado 18 de Julio el recital poético Caminos de Sol y la presentación de la Revista La Tortuga Ecuestre en una nueva edición a cargo de Roger Santiváñez ... desde México contamos con la participación de Tania Favela.












Copyright © Revista La Tortuga Ecuestre 2006-2010 / Elaborado por el área de Comunicación Integral. Con la tecnología de Blogger.